¿México seguro o México, Inseguro?

20 de septiembre de 2008

Por Carlos Martínez

En verdad tardé en escribir esta columna porque aún no salgo de la consternación de los hechos trágicos del 15 y 16 de Septiembre en Morelia, Michoacán. Sucesos que muy lejos de lo ocurrido en Nueva York en el 2001 nos deja en claro que el fenómeno del terrorismo llegó a tierras aztecas.

No sé el cómo me salió fuerza de voluntad y sobre todo sapiencia para poder escribir o más bien tratar de descifrar la situación que impera en nuestro país, una nación en que reina un ambiente crudo, hostil, malévolo, mezquino y sobre todo enfermizo que generó una nueva época en el sentir de los mexicanos: la desconfianza.

Haciendo una analogía extraña México en el pasado era como el Rancho de Michael Jackson en Santa Bárbara en California: un “NEVERLAD” (el país del nunca jamás). Nunca Jamás se pensaba ver ciertas cosas como las que suceden hoy en mi querida patria.

En México nunca se había visto un sinnúmero de secuestros y matanzas de mujeres en el norte de nuestro país, en mí patria y el tuyo nunca jamás se había visto transgresiones tan espantosas desde la muerte de personajes ilustres de la historia post-revolucionaria; nunca jamás se había visto que mexicanos lazaran granadas contra connacionales en propio territorio nacional, como los sucedido en estos días.

En todo el territorio nacional nunca jamás se pensó que grupos guerrilleros atentaran contra la paraestatal Petróleos Mexicanos, principalmente los asentados en territorio veracruzano en años recientes; nunca jamás se había visto crímenes en contra de niños y menores de edad a consecuencia de la droga.

Sí, tienen razón en decir que algunos de estos desórdenes sociales existían con antelación, pero el hecho es que eran raros, raquíticos, pocos perceptibles a la sociedad mexicana, vamos pues, uno entre mil.

La Televisión Mexicana de los 70’ 80’ y 90’ solo pasaba noticias trágicas del exterior, es decir, de lo que sucedía en otras regiones como: Asia, Europa, en América del Sur, hechos violentos y guerras sin justificación.

A partir del 2000 las dos televisoras más importantes de nuestro país comenzaron a pasar hechos violentos acontecidos en diversas partes de nuestra república, hechos sangrientos cometidos por los cárteles de la drogas y sobre todo del crimen organizado, estos últimos cambiando la historia y el sentir de las familias mexicanas, víctimas del secuestro.

Lo ocurrido la noche del 15 y la madrugada del 16 de septiembre en la Plaza Melchor Ocampo en la ciudad de Morelia en Michoacán no tiene precedente. Es la primera vez en 198 años de la Independencia de nuestro país, que la principal fiesta de la nación se tiñe de sangre gracias a pseudos mexicanos que ignoran las raíces precolombinas de nuestra nación; insurrectos que se escudan con ideologías absurdas como el terrorismo.

Pero, ¿en sí qué es lo que esta pasando en nuestro México querido?, sería la primera de muchas interrogantes formuladas en cada uno de los verdaderos mexicanos pensantes y que buscan una explicación por parte de las autoridades, sí, esas que se dicen reguardar la seguridad nacional por aire, por tierra y por mar y que al parecer no lo es así, es una farsa como todo el sistema de gobierno desde que el Gral. Lázaro Cárdenas dejó de ser Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Desde aquella época en que los civiles llegaron al Poder Ejecutivo, nació el concepto nunca antes escuchado en el vocabulario de los mexicanos: CORRUPCIÓN. Sí, esta palabra conformada por 4 vocales y 6 consonantes se tornó como un virus dentro del aparato gubernamental y político de México, una enfermedad que fue filtrándose en cada una de las venas que alimentan desde el norte al sur de nuestro país y hoy este malestar se refleja en las vivencias terribles ocurridas en cada rincón mexicano.

México en cuestión de Seguridad Nacional está muy pero muy por debajo de otros países, sin temor a equivocarme naciones en vías de desarrollo como Chile, Ecuador, Colombia y la propia y polémica Venezuela, poseen servicios de inteligencia que por lo menos permiten descifrar algún motín o situaciones que pongan riesgo a sus connacionales. Nuestro CISEN vale soberto.

Hoy en día, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, la Aérea Mexicana la Procuraduría General de la República, la Policía Federal Preventiva, la Unidad Mixta de Atención al Narcomenudeo, la Agencia Federal de Investigación, la Subprocuraduría de Investigación Especializada contra la Delincuencia Organizada, entre las principales se ven rebasadas por los cárteles de la droga y el crimen organizado, no dan al clavo. Triste pero cierto.

Un claro ejemplo, en meses pasados se logró la captura de una diminuta embarcación colombiana con droga que pasaba sigilosamente en aguas del pacífico mexicano a la altura del estado hermano de Oaxaca; el hecho está en que Washington telefoneó a las autoridades mexicanas como la Secretaría de Marina, para avisarle que por sus litorales estaba navegando un objeto sospechoso a lo que inmediatamente el personal de la Semar acudió para dar con el asunto.

Aquí se demostró que nuestros mares se encuentran totalmente desprotegidos, no existe la tecnología que permita velar por la soberanía en los litorales mexicanos; sobra decir que México depende de las llamadas de Estados Unidos para supervisar su propia seguridad nacional. Esto es un hecho simple y sin precedente.
A pesar de los spots tanto de radio como televisión del Gobierno federal donde aluden las rápidas intervenciones de la Secretaría de Marina, éstos en realidad no son capaces de generar un esquema estratégico para enfrentar al narcotráfico en aguas mexicanas. Las pruebas contundentes son las contantes llegadas de cargamento con droga a los puertos mexicanos, filtradas en altamar.

Ahora, no todo es tan malo para la Secretaría de Marina, digámoslo así, no tienen ellos toda la responsabilidad, porque existe una Secretaría de la Defensa Nacional en donde éstos son especialistas en tácticas operativas terrestres, sin embargo, también se ver rebasados por el crimen organizado, aunado a que éstos últimos poseen mejores armas que el propio batallón mexicano.

El crimen organizado y los múltiples cárteles de las drogas, poseen equipos militares muy sofisticados y que en ocasiones son mucho más costosas que tienen el Sistema de Seguridad Nacional.

Y desgraciadamente el arsenal que ostentan los narcotraficantes son otorgados de manera clandestina por tipejos que laboran en la Secretaría de la Defensa Nacional, ¿Cómo se explica que en los cateos de la AFI y PFP siempre hay armas y herramientas de uso exclusivo del ejercito nacional?

¿Quién o quiénes son los traidores de la patria como los llamó el Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa? La respuesta es más que obvia los mismos sujetos que laboran tanto en la SEDENA, PGR, AFI o SEMAR, que se venden por unos miles de pesos para facilitar a los capos de la droga de arsenal y equipos.

Veo con tristeza los denominados operativos llamado “México Seguro” a lo cual yo me atrevería a llamar “México, Inseguro”, donde los resultados contra los jefes de las bandas delictivas son desastrosos con resultados pocos favorables para el ejercito donde se registra un tasa alta de caídos contra uno o dos por el lado de los hampones.

En lo que respecta a México Seguro, los restados no son nada, pero en nadita favorables para el gobierno federal que encabeza el Comandante Supremo de las Fuerzas Federales, el Lic. Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. Mandatario elegido por la mayoría de los mexicanos el pasado dos de julio del 2006.

Su gobierno inició con un desorden generalizado, un gobierno ingobernable dejado por su antecesor Vicente Fox Quesada, un gobierno triste y con albazos en los primeros meses del 2007. Ahí el Jefe del Ejecutivo Federal efectuó anuncios importantes como la mano firme para aquellos que violenten la paz e integridad social, para aquellos maleantes que trafican fuera y dentro del país.

De igual forma realizó una anuncio importante, pero a la vez excluyente y que generó una cadena de repercusiones en la economía mexicana, tal como el aumentar los salarios a dependencias como la SEMAR, SEDENA, PFP, entre otras, para efectuar esta lucha que la denomino la “más sangrienta” por los sucesos que vendrían después de este informe.

Se dio el aumento de salario tanto al personal de la Secretaría de Marina como a la Secretaría de la Defensa Nacional y la misma Policía Federal Preventiva, pero las preguntas a cuestionar serían: ¿solo ellos son mexicanos?, ¿acaso el resto de la población no requiere de aumentos en sus remuneraciones?, ¿acaso no luchamos también como civiles contra el crimen organizado a través de un buen trabajo y con prestaciones para erradicar la delincuencia surgida por la marginación y el desempleo?

A nuestro Presidente Felipe Calderón le faltó táctica para realizar estos ajustes, porque la mayoría de los mexicanos requieren de fuentes de empleos dignos, requieren de salarios competitivos y no mierdas como las que se pagan hoy en día. Los mexicanos no son los que se visten de uniformes y portan carabinas de Ambrosio para defender al país; somos todos dese el niño que va en la primaria a inculcarse de conocimientos hasta el senecto que aporta su sabiduría a las nuevas generaciones

Y qué pasó con la promesas de campaña del llamado Presidente del Empleo, dónde están las fuentes de trabajo que prometió en su campaña a la presidencia de nuestro país; en este ciclo escolar que recientemente concluyó, más de 2 millones mexicanos egresaron de las escuela Media Superior, Técnica y Superior, ¿en donde los colocó el gobierno de Calderón?.

Hoy en día la mayoría de los mexicanos ya no creen en sus instituciones, ciertamente en encuestas pasadas los ciudadanos le otorgábamos un voto de confianza tanto a la como la SEDENA, SEMAR, FAM, PFP, así como la PGR, y demás instauraciones; hoy la gente desconfía de su misma sombra...

Hoy la gente desconfía hasta del nuevo vecino que llega a la cuadra. Ya no sabemos que intenciones trae o por qué se vino a vivir en nuestro fraccionamiento, a veces sentimos que nos vigilan o tratan de sacar información de lo que sabemos o nos han contado.

En México se está creando el miedo entre nosotros mismos, el miedo a nuestras propias instituciones de seguridad en los tres niveles de gobierno; hoy en día la corrupción impera en todos los cuerpos policíacos tanto federal, estatal y municipal.

Otro ejemplo y discúlpenme si creen que es tendencioso esta columna en contra del Sistema de Seguridad interna en el país, pero los hechos están presentes, no se pueden tapar con un dedo gordo, o diez manos o miles de cuerpos; el asunto es vergonzante, repudiable, inaudito.

No vayamos tan lejos, recordemos el caso de la Elemento de la AFI, Lorena González Hernández, presunta integrante de la banda criminal que secuestró y asesinó a Fernando Martí y que aún con este delito en mano, pretendía ingresar a la Policía Federal Preventiva ¿Cómo es posible que delincuentes estén en corporaciones policíacas? Esto por este lado.

Por el otro, aquí en el estado de Veracruz, integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional, ultrajaron y dieron muerte a una mujer anciana en las cercanía de Orizaba, los mismos defensores de la soberanía nacional, violaron y asesinaron cruelmente a una indefensa indígena, que en complicidad con la Procuraduría de Justicia en el Estado y la Delegación Estatal de los Derechos Humanos dieron carpetazo al asunto y determinaron que fue por causas naturales la muerte de esta fémina.

Reitero, la pregunta es ¿“México Seguro o México, inseguro?. Yo optaría por el primero, una nación tal y como la conocí en mis tiempos de niño, catar una vez más y siempre el tema de Timbiriche que a la letra dice:

“México México quiero gritar fuerte que bonita nación
México México verde, blanco y rojo grita mi corazón
México México corro por tus playas y me besa tu sol
México México ser tu ciudadano privilegio y honor”

Pero parece que no va ser así. La guerra está declarada, mexicanos contra pseudo mexicanos. Apenas este atentado terrorista dio u originó el comienzo de una lucha batalla entre lo sano y lo insano entre la el bienestar y la drogadicción.

El mismo Presidente lo dijo y lo ha reiterado “será una lucha sangrienta”, pero creo que con sangre de inocentes no se vale. Queremos un México limpio, no queremos una nación de izquierda como el principal pseudo mexicano y tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.

No queremos que gente que alaban actos radicales como el perredismo estén ya en esta tierra, aquellos que se siente felices molestando al prójimo que se vayan a la República Bolivariana de Venezuela, allá el Presidente Chávez les dará cabida a cada uno de los izquierditas.

México requiere gente propositiva, de jóvenes comprometidos con la nación. Estamos por cumplir 200 años de ser “independientes”, sin embargo nos hace falta mucho por hacer. Debemos mejorar las relaciones humanas, dejar a un lado las cuestiones estériles, dejar a un lado los desacuerdos y llegar a hechos concretos.

Muchos países que estuvieron en desventaja en la Segunda Guerra Mundial son hoy potencias económicas.

Japón un pueblo totalmente destruido en los años 40, hoy es la segunda sino es que la primera potencia económica en el Mundo. En ese tiempo México era un pueblo en crecimiento y 50 años después seguimos en las mismas, en evolución, y los orientales son expertos en la mecatronica.

Debemos rescatar la seguridad de nuestro pueblo, debemos dejar a un lado las diferencias sociales, dejemos de decirle indio para rajada al más pobre, porque todos los mexicanos somos indígenas. No hay mexicano puro o de sangre azul. Todos, todos, somos de sangre mestiza y debemos unirnos en contra del mal en contra de la corrupción que impera en todo el sistema gubernamental y político de nuestro país.
Gracias Carlos Por Publicar en mi Blog *-aLeBriJe360-*

5 Miembros de la Tropa Pensaron:

aLeBri G dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
aLeBri G dijo...

Buenisimo!
Yo siempre he dicho que te da mas miedo que te deetenga un policia que un delincuente ,por que por lo menos el delicuente te deeja sin varo y hulle, en el mejor de los casos no lo vuelves a ver; un policia hambriento con sed de mordida, hasta te acompaña al cajero o te lleva a tu casa para que le des mas y te ficha si tienes varo para pararte dedspues, o siu no tienes para portarse mamerto contigo.
Yo veo los policias de otros paises como portan con dignidad su uniforme y en realidad transmiten un lenguaje de seguridad con su porte; los policias mexicanos, ,gordos, aguados, incapaces de prender una carrera por una cartera robada, pero eso si, son extremos en cuanto a corrupción y abuso de su autoridad, a quien no le ha tocado ver o enfrentarse con un gañar de estos y que les digan no m elevante la voz por que yo soy la autoridad y si te pones al brbinco para exigir tus derechos te va peor.
Por mas que gaste el gobierno en Spots para que el mexicano cambie la viasualizacion que tiene sobre la fuerzas de seguridad, no sera posible hasta ver resultados palpables.

hoy los parques lucen vacios, no hay niños jugando, las festividades populares donde las comunidades enteras se reunen a disfrutar hoy no se ven igual.

este año no creo que nuestro carnaval sea como en años anteriores, lleno de alegria, euforia. La gente al igual que yo no querra correr riesgo, y lo vera por TV y llenara su alberca para disfrutarlo con sus amigos en la "seguridad de su hogar" y resalto seguridad, por que ahora vivimos tras rejas en casa en mi caso, rejas en todas las puertas y ventanas 4 candados nos hacen sentir un poco menos inseguros.

que lastima que nosotros somos lo que vivimos bajo llave y detras de las rejas y no los malosos que dañan a nuestras familias, a esos inocentes que su unico error fue juntarse en familia e ir a festejar "La independecia"

Alfonso Sandoval dijo...

Supongo que esta nación le hace falta renovarse, aprender, educarse, superarse..... no quedarse callado, pero saber como levantar la voz, para poder llegar a ser escuchada..

Me molesta que ahora todos desconfiemos, que tengamos miedo de que se nos acerque alguien... Que muchos de los que matan, secuestran y cometen delitos, son los que, supuestamente, nos protegen.....

Quiero yo empezar a cambiar, para mejorar.....

¿VIVA MÉXICO?

Mona dijo...

Amo tanto a méxico...pero aveces quisiera que fuese así como una compu resetearlo y ponerle un antivirus contra todos los idiotas dirigentes que cagan el sistema...

No lo sé creo que siempre han existido la corrupcion y demás y así como dices tu, ahora los medios tienen un poco más de libertad y nos damos cuenta de todo lo que pasa, pero el pueblo no cambia, solo veemos y escuchamos pero no hacemos nada... u.u

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.